Formación bonificada, una ventaja para empresas y personas

El sistema de formación bonificada entró en vigor desde el 1° de enero del 2004, este Real Decreto consiste en una ayuda financiera otorgada por el gobierno para capacitar y formar al personal de las empresas, públicas o privadas, otorgando un crédito formativo el cual será descontado de la empresa por medio de la Seguridad Social.

El crédito recibido por la empresa va a depender del número de empleados que tengan, obviamente el aporte a la seguridad social será mayor mientras más trabajadores, cabe señalar que el dinero que recibe la empresa se renueva anualmente, pero no es acumulable.

Disposición del crédito según el número de trabajadores

1.- De 1 a 5 trabajadores: 420 Euros.

2.- De 6 a 9 trabajadores: El 100% de la cantidad de la formación.

3.- De 10 a 49 trabajadores: El 75% de la cantidad de la formación.

4.- De 50 a 249 trabajadores: El 60% de la cantidad de la formación.

5.- De 250 trabajadores en adelante: El 50% de la cantidad de la formación.

Beneficios empresariales

1.- La empresa que haga uso del sistema no solo podrá ahorrar dinero para la formación de su personal, sino que mejorará su calidad de productividad y gestionamiento.

2.- Obtener un equipo de trabajo motivado y que valore el compromiso de la empresa.

3.- Como resultado de la formación, los trabajadores desarrollarán sus actividades de manera más eficaz, disminuyendo costes de gestión y facilitando la toma de decisiones.

 

Formación bonificada

 

Beneficios para el trabajador

1.- Obtener la oportunidad de crecimiento personal, sin tener que invertir dinero.

2.- Desarrollo cualitativo en áreas específicas de su campo de trabajo, ampliando sus conocimientos.

3.- Las destrezas, habilidades o conocimientos adquiridos no solo serán aplicables en la empresa sino en la vida diaria.

4.- Ampliar su conocimiento profesional y actualizarse en el medio tecnológico, pudiendo ser tenido en cuenta para ascender dentro de la empresa.