Cómo comprar un buen portátil

 

Comprar un portátil puede ser un gran quebradero de cabeza para muchos. Realmente es difícil comprar un ordenador, teniendo en cuenta que no sepas nada ni de procesadores, ni de memoria RAM, ni de tarjetas gráficas.

Te puedes salvar si quieres comprar portatiles segunda mano, porque en la mayoría de sitios te asesoran un poco acerca de las ventajas de comprar uno u otro modelo. Lo fundamental, al final es tener bien claro para qué quieres el portátil.

En cualquier caso, si te decides a comprarlo de segunda mano, acertarás también, porque en la actualidad estos artículos apenas han sido utilizado, algunos tan sólo han servido de exposición en alguna superficie. Otros han sido utilizado poco tiempo, hasta que salió un nuevo modelo y su dueño decidió cambiarlo. La cuestión es que son oportunidades bastante atractivas, sobre todo por el precio que tienen.

Finalmente te guías por el diseño y por lo que te asesore el dependiente de la tienda. Pero vamos a ver unos cuantos aspectos que te hagan tener una ligera idea de aquellos aspectos que no puedes olvidar.

Factores que no debes olvidar

Comprar un portátil

En primer lugar tienes que decidir para qué quieres el portátil. No es lo mismo comprar un equipo para navegar y ver películas que otro que lo quieras para trabajar.

En cuanto al trabajo, puedes ser un administrativo que necesites recurrir a aplicaciones del office, o bien puedes ser un diseñador que necesites tener muchas aplicaciones abiertas. Para cada caso existe un portátil adecuado.

Si lo que quieres es navegar y ver archivos multimedia, quizás te sea suficiente con un netbook. Uno de esos portátiles pequeñitos, que puedas llevar a donde quieras y que te permita disfrutar de tu tiempo libre cuando quieras.

Factores imprescindibles en un buen portátil

Comprar un portátilSi lo quieres para trabajar, sea cual sea tu trabajo, necesitarás que tu ordenador cumpla las siguientes funciones:

–          Que arranque rápido (dependerá en gran medida del procesador, entre las marcas de microprocesadores puedes elegir entre AMD e Intel,  I3, I5 o I7 son algunos de los más demandados)

–          Que disponga de una memoria RAM amplia. El mínimo que debes considerar en la actualidad son 2GB de memoria RAM.

–          El disco duro. No te va a resultar un problema, la mayoría disponen de un disco duro de al menos 160 GB.

–          Que tenga una tarjeta gráfica ajena al equipo y que su capacidad sea alta también le dará puntos. Lo que coloquialmente se dice una memoria gráfica dedicada. Esto quiere decir que el equipo no tomará parte de la memoria RAM para el desarrollo multimedia necesario. Lo cual supone una gran ventaja. Una buena tarjeta gráfica puede ser una Nvidia 2 GB

–          Hay quien se fija en las pulgadas. Tienes que tener en cuenta que un portátil con una pantalla pequeña (unas 10” aproximadamente) no puede ser utilizado en grandes períodos de tiempo, es decir, no puedes trabajar con él 8 horas, porque a la larga produce cansancio en la vista.

–          El diseño es el penúltimo aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un portátil, aunque siempre va a contar. Existen equipos muy bonitos, aunque pobres en otras características, los potentes equipos con potentes diseños tienen también potentes precios. Aunque existen excepciones, y el diseño de los portátiles suelen ir en dirección al Ultrabook que cada vez se vende más

–          El precio es solo el último detalle. Si te compras un portátil de clase media alta, considerados buenas máquinas (pero no de gama alta) piérdele el cariño a unos 700 euros aproximadamente.