animacion 3d

Animación 3D o cómo crear personajes que cobran vida

animacion 3d

¿Te gustaría ser capaz de crear tu propio corto de animación?… Las nuevas tecnologías aplicadas a este campo ofrecen posibilidades infinitas para hacer realidad cualquier idea que surja de tu propia creatividad.

El mundo de la animación ha evolucionado hasta alcanzar resultados que no dejan de sorprendernos. Los personajes cobran vida y logran sumergirnos en historias apasionantes que atrapan a públicos de todas las edades. Los principios básicos de la animación, los que aplicaron con maestría hace décadas los estudios Disney, siguen vigentes, pero ahora cuentan con innovadoras herramientas infromáticas que consiguen personajes en tres dimensiones que “habitan” en entornos tan reales que llegan a envolvernos.

La animación 3D es una parte fundamental del actual arte digital, una forma de expresión que no solo tiene aplicación en el campo del cine, la televisión o los videojuegos sino también en otros sectores como el de la publicidad o el de la enseñanza.

Los secretos de la animación 3D

A la hora de crear una producción animada en 3 dimensiones, son muchos los aspectos a tener en cuenta para obtener un acabado de calidad. Transformar un boceto o la fotografía de un personaje en un “ser” capaz de moverse y de expresar con su cara y sus gestos emociones y sensaciones no es un trabajo sencillo. En Internet, tienes programas específicos con lo que puedes probar a hacer tus primeras animaciones, siempre muy limitadas, pero si te apasiona este mundo y te gustaría dedicarte a él profesionalmente, cursar estudios de animación es esencial para poder lograrlo.

Para que te hagas una idea de la dificultad que implica un proceso de animación 3D, los pasos básicos de producción y posproducción son, de manera resumida, los siguientes:

  • Todo comienza con una idea de partida, una historia que quieres contar a través de determinados personajes. La idea necesita un guión y un primer diseño de esos personajes a los que quieres dar vida en las fases posteriores.
  • El siguiente paso es uno de los más complejos: el modelaje tridimensional, que parte de la creación de una estructura básica, un esqueleto virtual indispensable para “esculpir” tu personaje. Manejar esa estructura con las herramientas informáticas que lo hacen posible es lo que se conoce como rigging, un proceso básico para definir los movimientos que tendrá la figura de animación.
  • Además, deberás tener en cuenta que tu personaje deberá resultar lo más creíble posible. Debe tener un peso, un volumen, una flexibilidad al moverse y la suficiente expresividad para que capte la atención de quien lo observa.
  • También necesitas un entorno 3D, con una iluminación idónea y en el que puedas recrear escenas llenas de detalles que logren sumergir al espectador en ese mundo mágico. Uno de los conceptos esenciales del modelaje y la animación 3D es el de “texturización”, que implica la capacidad de apreciar y diferenciar texturas distintas: la piel del personaje, su pelo, la ropa, la arena o la hierba de un escenario…
  • Seguir un buen timing (a la hora de contar una historia o de desarrollar un videojuego) e incorporar los efectos especiales adecuados son el toque final para que la historia de animación 3D pase a una segunda fase, la de posproducción.

¿Qué profesionales son necesarios en una producción 3D?

La animación en 3 dimensiones es un proceso laborioso. Algunas de las películas que vemos en la gran pantalla requieren años de trabajo para conseguir resultados increíbles, cada vez más perfectos, para una inmersión total del espectador. Cualquier profesional que quiera dedicarse a este sector, requiere una formación específica que combine el desarrollo artístico con el dominio tecnológico.

Cinematografía, animación 2D y 3D, diseño de escenarios y personajes, creatividad digital, fotografía, diseño gráfico… son solo algunas de las materias que incluyen los actuales estudios de Grado en Animación y Arte Digital. Una vez cursados, los profesionales tendrán que decidir en qué aspecto de la animación 3D desean especializarse. Productores de contenidos audiovisuales, artista 2D y 3D, directores de arte, especialista en efectos especiales digitalizados, editores de video, experto en modelaje… son muchos los especialistas sin los que la magia de la animación 3D no sería posible.